Make your own free website on Tripod.com

La página de Pedro Miranda

El amor detrás de la amistad

Inicio | Biografía | Artículos | Música | Otros Proyectos

En esta oportunidad estudiaremos las canciones que tienen el tema del amor que se esconde detrás de una amistad íntima.

La canción que a mi juicio es la más representativa del tema se titula "Tu amigo de siempre" y el intérprete es el hoy olvidado y nunca debidamente apreciado Pecos Kanvas. La historia es como sigue.
 
El y ella son amigos íntimos.
 
"Yo soy el brazo siempre fuerte en el que te apoyas
Yo soy el hombro complaciente sobre el que sollozas
Mitad tu servidor, mitad tu protector,
El buen muchacho que todo lo escucha
Que todo lo entiende"
 
El asunto tiene agravante: la cosa parece remontarse a la niñez de ambos. Es un amor viejo con raíces profundas.
 
"No tengo para ti ni sexo ni color ni nada
Soy ese tipo encantador que acude a tu llamada
Un poco profesor y un mucho confesor
Tu compañero de juegos y bromas,
Tu amigo de siempre, tu amigo de siempre".
 
Como amigo íntimo que es, él tiene acceso a la habitación de ella.
 
"Me llamas a tu habitación, me sientas en tu cama
Te tiras en cualquier sillón sin vigilar tu falda".
 
Nuestro amigo se hace el que no mira, pero es indudable que esta haciendo el cerebro más violento de la galaxia y no menos indudable que más tarde o más temprano irá a descargar su frenesí en la palma de su mano.
 
"Pero eso que más da, pero eso es natural
Después de todo yo soy solamente
Tu amigo de siempre, tu amigo de siempre".
 
La textura particular de la voz de Pecos es muy apropiada para el tema, pues le imprime una sensación de angustia a lo largo de toda la canción. Angustia reprimida, ya que el pretende indiferencia...ahora bien,
 
"...cuando tu cuerpo me roza o apenas me besas
La sangre me hierve, las manos me tiemblan".
 
Y eso no es todo. También la cela a la callada, con rabia, con angustia...
 
"Pero cuando me hablas de otro se me abre la tierra,
Te quiero y te quiero y no lo sospechas".
 
El final no se indica. Es una canción abierta: podemos imaginar cualquier clase de final, desde uno sumamente trágico a uno totalmente pasivo.
 
Mi opinión particular es que la situación no cambió nunca, el tiempo pasó y un día él se desesperó y se lo confesó y ahí mismo la amistad terminó. Ella no podía ya tratarlo igual (mucho menos sentarse en cualquier sillón sin vigilar su falda...), se alejó de él y quizás a la larga se casó con otro, recordando ocasionalmente a su "amigo de siempre". El también habría seguido su camino, pero muy seguramente, para él ella sería siempre el amor de su vida.
 
    * * *
 
Otros artistas han explorado este tema con mayor o menor penetración.
 
Basilio tiene "Ni te lo imaginas" en la que el tipo está loco por la amiga, cosa que se nota cuando dice
 
"Ni te lo imaginas, cuando conversamos,
Que tu gran amigo es tu enamorado".
 
Pero hay algo más en esa canción. Aparentemente uno de los dos está casado, ya que él dice:
 
"Ni te lo imaginas, que mis manos pueden
Dibujar tu cuerpo sin haber pecado".
 
Lo más razonable es pensar que no sería pecado si los dos fueran solteros y pudieran llegar a ser pareja. Así que si él sólo puede imaginar es porque algún impedimento hay. O ella está casada o él lo está, si dejamos de lado otras interpretaciones más complicadas del "pecado" en el asunto.
Esa canción transcurre en un cerebro continuo de lo que en "sus sueños locos" él le quiere hacer a la tipa. Aunque no sabemos si de darse el asunto él sería capaz de hacerlo o si sería buchipluma nomás.
 
De su parte, Braulio nos ha legado la bella pieza titulada "Crónica de un viejo amor". En ella, él siempre adoró a su amiguita de la infancia, pero cuando a los 15 años quiso declarársele, otro se adelantó, en lo que vino a resultar mal para todos. El matrimonio de ella terminó en fracaso, mientras que él nunca se casó ni fue a ninguna parte ("allí nació el perdedor"), siempre esperándola a ella.
 
La ultima canción que trataremos del caso es una del llamado "pequeño gigante", Nelson Ned. En ella él le plantea a su amiga que si le hace caso, "un gran amigo vas a perder...y un gran amor vas a ganar". Esta canción tiene elementos en común con la de Basilio, pues cuando dice:
 
 "Aunque sea pecado y prohibido por las leyes del mundo"
 
Parece referirse también a un impedimento como el de Basilio, que no se detalla. La diferencia es que el pequeño gigante parece ser mucho más lanzado que el intérprete panameño, y no se quiso quedar en simplemente "sueños locos"...
 

Material propiedad de Pedro Miranda, ©2005